Consejos para viajar en coche por Bulgaria Parte I

Viajar por cuestiones de ocio en tu propio coche es un placer para muchas personas y también una aventura cuando lo hacemos en un país extranjero del que poco conocemos. Cuando viajamos por la Unió Europea, la cosa es un poco más sencilla, por suerte las leyes de tráfico de los distintos paises se han ido armonizando para conseguir que la reglamentación en materia de conducción sea fácilmente entendible por todos los conductores independientemente de su país. Sin embargo cada país sigue conservando peculiaridades en la manera de conducir o en la forma de interpretar determinadas normas que en teoría no dan lugar a interpretación alguna.

parquing-autovia

Algunos países más que otros pero todos tienen sus particularidades, y en cuanto a peculiaridades o particularidades, es Bulgaria la que se lleva el primer premio. Antes de conducir por este país te recomendamos informarte, este es el objetivo de este artículo y del siguiente que publicaremos, donde ampliaremos información con enlaces sobre los viajes a Bulgaria y las carreteras. Nos gustan las aventuras, pero con mesura, queremos una aventura con final feliz.

¿Cual es son los temas claves a tener en cuenta?

Lo primero y esencial es un consejo que podemos dar independientemente del país o el lugar donde vayas a conducir, tener calma y paciencia.

1) Estado de las carreteras: En lo referente a autovías y autopistas. En Bulgaria no existen las autopistas, solo existen unas pocas autovías principales que recorren el pais de norte a sur y de este a o este partiendo desde la capital Sofía. Estas autovías suelen tener bastante tráfico pero sin llegar nunca a producirse atascos. El límite de velocidad al igual que en España es de 120km/h. A diferencia del resto de carreteras del país su estado de conservación es bastante bueno.

La red de carreteras secundarias. Su estado de conservación varía pero por lo general es bastante deficiente. El motivo es que la meteorología en Bulgaria es bastante adversa durante otoños e inviernos, con lluvias constantes y heladas que provocan el empeoramiento de las carreteras que luego no pueden ser arregladas correctamente por falta de presupuesto. Es normal encontrar grandes agujeros y baches que nos complicarán la conducción y que pueden hacer trayectos largos bastante molestos. Tanto Bulgaros como extranjeros suelen quejarse habitualmente del estado de las carreteras.

2) La deficiente señalización horizontal y vertical: En Bulgaria tanto la señalización horizontal, como la señalización vertical son bastante deficientes. Encontramos muy pocas lineas dibujadas en el suelo y es difícil encontrar las señales de velocidad máxima. Es muy importante recordar las lecciones del carnet de conducir ya que la escasez de señales hará necesario recordar las velocidades máximas permitidas en un vía, en función de sus características, por ejemplo en función del tamaño del arcén. Ni siquiera el GPS nos indicará cual es la velocidad máxima de la vía por lo que mucho ojo.

3) El “impuesto de circulación”: A diferencia de en España, el impuesto de circulación se paga mediante la compra de unas “Viñetas” que deberán fijarse al parabrisas del coche de la misma forma que hacemos hoy día con la pegatina de la ITV. Estas”viñetas” son obligatorias para conducir por las autovías y las principales carreteras nacionales. Podremos adquirir dichas viñetas en la frontera si accedemos al país con nuestro propio coche, o en cualquier estación de servicio. Los precios para los turismo varían en función del tiempo para el que las adquiramos. Existen “viñetas” de 8€ (1 semana) 15€ (1 mes) o 50€ (1 año) , normalmente una señal nos advertirá de la obligación de llevar “viñeta” en esa carretera concreta.

En un próximo artículo seguiremos ampliando información con consejos útiles para conducir con tu propio coche por este país.

Podéis ampliar información en el blog de senderismoeuropa.com , donde podréis encontrar multitud de artículos de interés sobre Bulgaria incluyendo información extra sobre la conducción en el país.

Deja un comentario